Botulismo Tratamiento

Los adultos son tratados con una antitoxina derivada de suero de caballo. La antitoxina (eficaz contra los tipos de toxina A, B y E) sólo desactiva la toxina botulínica que está despegada de las terminaciones nerviosas. La  pronta inyección de antitoxina (en las 24 horas iniciales) puede preservar las terminaciones nerviosas, evitar la progresión de la enfermedad y reducir la mortalidad.

A los bebés se les administra globulina inmune al botulismo humano que neutraliza las toxinas A, B, C, Dy E antes de que se enganchen a los nervios. Esta antitoxina puede proporcionar protección contra las toxinas A y B durante cuatro meses.

No se utilizan otros medicamentos para tratar el botulismo. Los antibióticos no son eficaces y no se recomienda en niños porque las bacterias muertas podrían liberar más. Sí se pueden utilizar para tratar infecciones del tracto respiratorio secundario y otras infecciones.

-        Respiración asistida

El tratamiento para niños por lo general implica la respiración y alimentación asistida (por sonda) durante semanas o incluso meses. Una vez que el bebé pueda respirar sin ayuda, se inicia la terapia física se para ayudar al niño a volver a aprender a succionar y tragar.

-        Cirugía

Puede ser necesaria para limpiar una herida infectada y eliminar la fuente de la bacteria que produce la toxina.

-        Lavado gástrico

En algunos casos de botulismo por contaminación alimentaria, es necesario realizar un lavado gástrico con agentes catárticos o enemas. Es importante evitar productos con magnesio, ya que mejora el efecto de la toxina.

Formulario de búsqueda