Convulsiones Causas

Las causas de las convulsiones son muy variadas y suelen estar asociadas a enfermedades subyacentes. Las convulsiones suelen cursar como parte de la enfermedad. Las convulsiones idiopáticas son convulsiones crónicas que ocurren sin una causa identificable.  

Las convulsiones pueden deberse a epilepsia, lesión en la cabeza, derrame cerebral tumor en el cerebro, infección, fiebre alta, ataque cardíaco, insuficiencia renal o hepática, diabetes, abstinencia de alcohol o drogas, y a veces como un efecto secundario de ciertos medicamentos, como anfetaminas y algunos tranquilizantes.

En quienes son susceptibles, los estímulos como luces centelleantes o ruidos fuertes y pulsátiles pueden desencadenar una convulsión. Más de un millón de personas en los Estados Unidos sufren trastornos convulsivos. Casi todos estos trastornos empiezan durante la niñez, a menudo entre los tres y los catorce años de edad.

Por lo regular las convulsiones se pueden producir en cualquier momento de la vida pero empiezan entre las edades de 5 y 20. El paciente puede tener antecedentes familiares de epilepsia o convulsiones.

Formulario de búsqueda