Demencia senil Síntomas de Demencia

Los síntomas de la demencia senil se manifiestan con la degeneración de las células del cerebro. Casi el 10% de las personas mayores de 65 años presentan síntomas demencia senil. La demencia puede manifestarse en diferentes formas. Sin importar el tipo, la demencia se caracteriza por el daño a los tejidos del cerebro, lo que dificulta su funcionamiento normal.

Algunos de los síntomas de la demencia senil son:

  • Pérdida de memoria
  • Falta de sueño o insomnio
  • Problemas con el equilibrio
  • Desorientación
  • Falta de coordinación física
  • Fatiga
  • Apatía
  • Confusión
  • Ansiedad
  • Aislamiento social
  • Falta de iniciativa

Los siguientes son síntomas de demencia senil que ocurren en la etapa intermedia:

  • Habilidades deficientes de aprendizaje
  • Falta de juicio
  • Deterioro de las habilidades cognitivas
  • Inestabilidad emocional
  • Aumento de la confusión
  • Interrupción en los patrones de sueño de los miembros de la familia
  • Necesidad de asistencia en el desempeño de tareas diarias
  • Agresión

Los siguientes son síntomas de demencia senil en etapas más graves:

  • Pérdida gradual de peso
  • Disminución de las capacidades cognitivas
  • Dificultad al caminar
  • Mala higiene personal
  • Incontinencia urinaria
  • Violencia y agresividad
  • Defecación involuntaria
  • Dificultad para reconocer a miembros de la familia
  • Tendencia a vagar sin informar al cuidador
  • Incapacidad para vestirse, bañarse y comer
  • Incapacidad para cuidar de sí mismo
  • Alucinaciones visuales o auditivas
  • Cambios en la personalidad
  • Problemas comunicativos

La demencia no puede ser caracterizada como un trastorno específico. Es un término de carácter descriptivo. Incluye una serie de síntomas causados ​​por trastornos cerebrales. El funcionamiento intelectual se ve afectado en individuos que sufren de demencia.

La causa más común de la demencia es la enfermedad de Alzheimer

Formulario de búsqueda