Dentadura

La dentadura está formada por los dientes y muelas. Cada una de las piezas tiene un papel fundamental en la digestión,si perdemos algún diente o se enferma el resto de la dentadura no funciona adecuadamente. Por eso debemos cuidarlas mucho.

Durante la vida tenemos dos tipos de dentadura: la temporal conocida también como los dientes de leche y la definitiva.

La dentadura temporal se forma con 20 piezas que empiezan a brotar más o menos a los 8 meses, (es variable en cada niño o niña) y que posteriormente se caerán entre los 6 y 11 años más o menos, para que salgan los definitivos.

Este cambio de dentadura se ocasiona porque los dientes definitivos se han estado formando dentro de la encía, sobre cada uno de los dientes temporales y al hacerlo van desgastando la raíz de los dientes temporales, hasta que estas piezas ya no tienen como detenerse en la encía y se caen.

Este proceso no es molesto ni doloroso y solamente deja por un tiempo el espacio en la boca, mientras el diente permanente desciende.

La dentadura definitiva, cuenta con 32 piezas, que es importante cuidar y conservar durante toda la vida.

Los dientes están perfectamente diseñados para cumplir su función, unos cortan, otros desgarran y otros trituran y muelen y según su función y ubicación en la dentadura, están divididos en incisivos, caninos, premolares y molares. 

  • los dientes incisivos, quedan al frente y centro de nuestra boca. Son planos y delgados, aunque muy afilados, porque sirven para cortar los alimentos. Tanto en la dentadura temporal como en la permanente hay 8 incisivos y tienen una sola raíz. 
  • los dientes caninos, sirven para desgarrar los alimentos, su forma es picuda y tenemos 4, dos arriba y dos abajo. Tienen también una sola raíz. 
  • los premolares ayudan a desgarrar y triturar o moler los alimentos. Tienen 2 puntas. En la dentadura temporal no existen pero en la definitiva son 8. Tienen 2 raíces. 
  • los molares, se encargan de masticar y triturar bien los alimentos. Tienen 3 puntas. La dentadura temporal tiene 8 molares y la definitiva 12. Tienen de 2 a 3 raíces. 

Unas piezas adicionales son las muelas del juicio, que se ubican en la parte más profunda de la dentadura. No a todas las personas les brotan y cuando lo hacen pueden ocasionar problemas porque no tienen un espacio propio y se dedican a empujar al resto de las piezas dentarias lo que en ocasiones obliga al dentista a extraerlas para que no molesten.

Formulario de búsqueda