Drepanocitosis Síntomas

Los signos y síntomas de la drepanocitosis suelen aparecer cuando el bebé tiene más de 4 meses y pueden incluir:

  • Anemia: Las células falciformes son frágiles. Se rompen fácilmente y mueren, dejando una escasez crónica de glóbulos rojos en la sangre. Los glóbulos rojos viven normalmente unos 120 días antes de morir y necesitan ser reemplazados. Sin embargo, las células falciformes mueren después de sólo 10- 20 días. El resultado es una escasez crónica de glóbulos rojos en la sangre, conocida como anemia. Si no hay suficientes glóbulos rojos en la circulación, el organismo no puede obtener el oxígeno necesario para sentirse con energía. Es por esto que la anemia causa fatiga
  • Episodios de dolor: Los episodios periódicos de dolor, llamado crisis, son el principal síntoma de la drepanocitosis. El dolor se produce cuando los glóbulos rojos en forma de hoz bloquean la circulación a través de pequeños vasos sanguíneos en el pecho, el abdomen y las articulaciones. El dolor también puede ocurrir en los huesos. Puede variar en intensidad y durar desde unas horas hasta un par de semanas. Algunas personas experimentan sólo unos cuantos episodios de dolor, otras experimentan más de una docena de crisis al año. Si una crisis es lo suficientemente grave, puede ser necesaria la hospitalización para que se puedan administrar medicamentos para el dolor  por vía intravenosa
  • Síndrome de mano-pie: La inflamación de las manos y los pies puede ser el primer signo de drepanocitosis en bebés. La inflamación es causada por el bloqueo del flujo sanguíneo de glóbulos rojos falciformes hacia  manos y pies
  • Ictericia: La ictericia es una coloración amarillenta de la piel y los ojos que se produce debido a daños o disfunción en el hígado. Ocasionalmente, las personas con drepanocitosis tienen cierto grado de ictericia porque el hígado, que filtra las sustancias nocivas de la sangre, se siente abrumado por la rápida descomposición de los glóbulos rojos. En personas con piel oscura, la ictericia es visible sobre todo como una coloración amarillenta del blanco de los ojos
  • Frecuentes infecciones: Las células falciformes pueden dañar el bazo, un órgano que combate las infecciones. Esto puede hacerle más vulnerable a las infecciones. Los médicos suelen dar antibióticos a los lactantes y niños con drepanocitosis para prevenir infecciones potencialmente mortales, como la neumonía
  • Retraso en el crecimiento: Los glóbulos rojos proporcionar al organismo el oxígeno y los nutrientes que necesita para el crecimiento. La escasez de glóbulos rojos sanos puede reducir el crecimiento de lactantes y niños y el retraso de la pubertad en  adolescentes
  • Problemas de la vista: Algunas personas drepanocitosis pueden experimentar problemas de visión. Los pequeños vasos sanguíneos que irrigan los ojos pueden atascarse con células falciformes. Esto puede dañar la retina, la parte del ojo que procesa las imágenes visuales

Aunque la drepanocitosis generalmente se diagnostica en la infancia, si usted o su hijo presentan alguno de los siguientes problemas, consulte a su médico de inmediato o acuda a urgencias:

  • Todos los signos o síntomas de derrame cerebral: Si se observa cualquier parálisis unilateral o debilidad en la cara, brazos o piernas, confusión, dificultad para caminar o hablar, problemas repentinos de la vista o entumecimiento o dolor de cabeza, llame al 112 o acuda a emergencias inmediatamente
  • Hinchazón en manos o pies
  • Hinchazón del abdomen, especialmente si el área es sensible al tacto
  • Fiebre: Las personas con drepanocitosis corren un mayor riesgo de infección y la fiebre puede ser el primer signo de una enfermedad
  • Piel pálida
  • Coloración amarilla en la piel o la parte blanca de los ojos

Formulario de búsqueda