Enfermedades contagiosas En niños

Los niños tienen sistemas inmunológicos en proceso de maduración y a menudo están muy cerca unos de otros, como en las guarderías, aulas y en los autobuses escolares. Esto hace que la transmisión de enfermedades contagiosas particularmente sea muy fácil y explica, en parte, por qué estas enfermedades son tan comunes en los niños. Las enfermedades contagiosas son a menudo causadas ​​por la propagación de bacterias (como la escarlatina) o virus (como la varicela, el sarampión, la fiebre aftosa y otras) en las gotitas de saliva y mucosidades, sobre todo al toser o estornudar. Las enfermedades contagiosas también puede surgir por contacto cercano con otra persona infectada o incluso por compartir objetos con una persona infectada, como en el caso de infestación por insectos (por ejemplo los piojos y la sarna) o una infección por hongos (como la tiña).

Afortunadamente, muchas enfermedades infantiles, una vez contraídas, resultan en inmunidad de por vida en el niño infectado. Sin embargo, este no es siempre el caso. Las vacunas también proporcionan inmunidad para algunas enfermedades. La varicela, por ejemplo, es mucho menos frecuente de lo que era hace 15 años y generalmente es leve cuando la contrae un niño que ha sido vacunado.

Por desgracia, muchas de estas enfermedades son más contagiosos antes de que el niño infectado tenga algún síntoma de la enfermedad, lo que hace aún más probable la transmisión entre los compañeros. Los cambios en la piel se observan generalmente en algún momento de cada una de las enfermedades que se enumeran a continuación, lo que puede ayudar a diferenciar entre las diferentes enfermedades infantiles contagiosas y a decidir cuándo acudir al pediatra.

-          Varicela

Algunas enfermedades, como la varicela, proporcionan inmunidad para el resto de la vida del niño, razón por la cual generalmente sólo los niños  contraen estas enfermedades.

  • Síntomas: manchas o ampollas rojas que pican bastante y se encuentran dispersas por todo el cuerpo y el niño tiene una fiebre moderada
  • Tratamiento: El tratamiento sintomático con loción de calamina reduce el picor. Los medicamentos antivirales se administran en casos graves
  • Período de incubación: Entre 10-20 días desde la exposición a la infección y la aparición de los síntomas
  • Período de Infección: La varicela es contagiosa desde unos pocos días antes de que la enfermedad se declare y no más de seis días después de aparecer los primeros síntomas. El niño no debe ir a la escuela durante este tiempo

-          La tos ferina 

  • Síntomas: La tos ferina se caracteriza por largos ataques de tos seguidos por respiración sibilante y posiblemente vómitos. Los síntomas suelen empeorar por la noche
  • Tratamiento: El aire fresco es importante. Debido al riesgo de vómitos, el niño debe recibir a menudo pequeñas cantidades de comida, en lugar de grandes cantidades menos veces
  • Período de incubación: Se inicia a partir de los siete días después de la exposición
  • Período infeccioso: La enfermedad es especialmente contagiosa durante la primera semana, mientras el niño aún tiene un rastro de resfriado. La capacidad de infección, sin embargo, desaparece en las siguientes 5-7 semanas. Es importante mantener al niño alejado de otros niños menores de un año. Los niños deben permanecer sin ir a la escuela cinco días después de comenzar el tratamiento antibiótico

-          Eritema infeccioso

  • Síntomas: El niño tiene manchas rojas en las mejillas, la nariz, los brazos, los muslos y las nalgas. Estas son muchas veces borrosas, pareciendo que el niño ha recibido una bofetada. Por esta razón, el eritema infeccioso se conoce a menudo como "el síndrome de la mejilla abofeteada". Puede durar hasta 14 días y rara vez causa fiebre. Suele aparecer sobre todo en niños entre 4 y 12 años
  • Tratamiento: No se puede tratar, pero desaparece por sí sola. Suele ser una enfermedad  bastante leve
  • Período de incubación: Dos semanas entre la exposición a la infección y la aparición de los síntomas
  • Período de infección: Una vez que aparece la erupción, la enfermedad no es contagiosa
  • Complicaciones: Las mujeres embarazadas deben evitar estar en contacto con niños con eritema infeccioso ya que puede provocarles un aborto involuntario. Las mujeres embarazadas con un niño con eritema infeccioso deben consultar a su médico. El período de incubación es de un par de semanas

-          Exantema súbito (roseola infantum)

  • Síntomas: El niño tiene tres días de fiebre alta y una erupción rosada le cubre el cuerpo. Aparece sobre todo en niños menores de tres años
  • Tratamiento: Desvestir al niño, administrar medicación para reducir la fiebre (como el paracetamol) y hacer que ingiera mucho líquido para evitar la deshidratación
  • Período de incubación: Entre 10-15 días desde la exposición a la infección y la aparición de los síntomas
  • Capacidad de infección: Es contagiosa durante todo el período de la enfermedad y hasta dos o tres días después. Evite el contacto con otros niños menores de tres años de edad durante todo el período

-          Fiebre aftosa

  • Síntomas: El niño tiene un gran número de pequeñas manchas y ampollas, sobre todo en la boca, los pies y las manos. La enfermedad puede causar una ligera fiebre durante unos días
  • Tratamiento: Como la mayoría de las enfermedades que causan fiebre, es importante asegurarse de que el niño ingiera mucho líquido. Si las úlceras en la boca son severas, se pueden triturar los alimentos del niño
  • Período de incubación: De 2-3 días entre la exposición a la infección y la aparición de síntomas
  • Período infeccioso: La enfermedad es contagiosa mientras las ampollas o manchas estén presentes

- Escarlatina

  • Síntomas: El niño tiene una fiebre moderada, dolor de garganta y una erupción que se encuentra a menudo en las axilas o las ingles. La piel del niño se exfolia y presentan una lengua gruesa, de color rosa (conocida como “lengua de fresa”)
  • Tratamiento: Generalmente se recetan antibióticos. Es importante mantener al niño en casa y evitar el contacto con otros niños
  • Período de incubación: De 3-8 días entre la exposición a la infección y la aparición de los síntomas
  • Capacidad de infección: La escarlatina es contagiosa en los primeros días, pero después de tres días de antibióticos el riesgo desaparece casi por completo. La enfermedad sigue siendo contagiosa entre 10 días y 3 semanas si no se trata. Los niños deben permanecer en casa y no ir a la escuela durante cinco días después de comenzar el tratamiento con antibióticos

Formulario de búsqueda