Espolón calcáneo Terapias alternativas

La acupuntura y la acupresión ayudan a tratar el dolor de espolones del talón, además de utilizar un masaje de fricción para ayudar a romper el tejido cicatrizal y retrasar la aparición de formaciones óseas.

La fisioterapia ayuda a aliviar el dolor y mejorar el movimiento. El método Feldenkrais puede ser de gran ayuda para la reconversión de algunos movimientos de compensación causados por el dolor del espolón.

Un ligero masaje en el pie puede ayudar a aliviar algo el dolor. Otros tratamientos incluyen montar en bicicleta a bajas velocidades y nadar en la piscina. Algunos quiroprácticos aprueban el uso moderado de la aspirina, el ibuprofeno u otros medicamentos anti-inflamatorios. La manipulación quiropráctica no es recomendable, aunque los quiroprácticos pueden ofrecer zapatos ortopédicos hechos a medida.  

Formulario de búsqueda