Flebitis Tratamiento

La tromboflebitis superficial generalmente se resuelve sin tratamiento. La aplicación de calor o de medicamentos anti-inflamatorias (aspirina o ibuprofeno) pueden ayudar a aliviar el dolor. Se puede tomar varios días o varias semanas para que el coágulo y los síntomas desaparezcan por completo. En raras ocasiones se administran fármacos anticoagulantes.

La trombosis venosa profunda es una enfermedad grave. Para prevenir una embolia pulmonar se administran fármacos anticoagulantes y el paciente debe mantener elevadas las extremidades. El objetivo principal del tratamiento de la trombosis venosa profunda  es la prevención de una embolia pulmonar. El paciente generalmente se hospitaliza durante el tratamiento inicial. Los fármacos anticoagulantes prescritos limitan el desarrollo de coágulos y la formación de nuevos coágulos. A veces se administra un medicamento que disuelve los coágulos. Los recientes avances en el tratamiento farmacológico de la trombosis venosa profunda incluyen el uso de heparina de bajo peso molecular, cuyo uso es más seguro para mujeres embarazadas y también permite a pacientes con trombosis venosa profunda ser tratados de forma ambulatoria.

Para tratar la trombosis venosa profunda se puede recurrir a la cirugía si la vena afectada presenta una amenaza a largo plazo de producción de coágulos que producirán embolias. Las venas afectadas se eliminan o atan para evitar la liberación de los coágulos. La ligadura de las venas superficiales es un procedimiento ambulatorio que puede realizarse con anestesia local. El paciente puede reanudar sus actividades normales de forma inmediata.

Formulario de búsqueda