Folatos

Folatos

 

Los folatos son un grupo de compuestos derivados del ácido fólico. Estos elementos que se incorporan a través de la alimentación, son necesarios para mantener la salud del cuerpo humano, ya que están implicados en diversos procesos metabólicos del organismo.

Los folatos se encuentran en una gran variedad de alimentos. Los más ricos en estos compuestos son las hortalizas de hojas verdes, como el brócoli, la lechuga, el repollo, las acelgas, también en las frutas frescas, las carnes, sobre todo hígado y riñones, en los pescados, las judías y las nueces. En el proceso de cocción de las verduras se pierden del 50 al 96 % de los folatos, por lo que las verduras y hortalizas que no necesiten cocción y puedan tomarse crudas aportan mucho más de estas sustancias. 

Las consecuencias por déficit de estas sustancias pueden ser alteraciones inmunológicas, como descenso de las defensas, trastornos afectivos, problemas neurológicos, como el llamado “síndrome de las piernas inquietas”, caracterizado por hormigueo e inquietud en los miembros inferiores y alteraciones en la fertilidad. 

La anemia por folatos durante la gestación suele ser frecuente por aumentar su demanda por el organismo, y es recomendable una administración de estos compuestos, para prevenir defectos neurológicos y otros problemas en el feto. La OMS recomienda 400 microgramos en embarazadas y mujeres lactantes.

Formulario de búsqueda