Íleo paralítico Tratamiento

Los pacientes se pueden tratar con reposo supervisado en el hospital, donde el intestino  descansa y el paciente no toma nada por vía oral y es alimentado por vía intravenosa o mediante una sonda nasogástrica. Una sonda nasogástrica es un tubo que se inserta por la nariz, a través de la garganta en el estómago. Un tubo similar puede ser insertado en el intestino. El contenido se succiona. En algunos casos, especialmente cuando existe una obstrucción mecánica, puede ser necesaria una cirugía.

A veces se recetan medicamentos que promueven la motilidad intestinal (capacidad del intestino para moverse espontáneamente), como la cisaprida y la vasopresina.

Formulario de búsqueda