Alertan sobre el aumento de las hemorragias postparto

Principal amenazada para la nueva madre

Cada vez más mujeres sufren graves problemas tras el parto debido a hemorragias, según un estudio australiano publicado en BMC Pregnancy and Childbirth. La hemorragia postparto, inmediatamente tras el alumbramiento, es la principal amenaza para la salud de las madres en los países desarrollados.

El trabajo analizó a 500.603 mujeres que habían dado a luz en Nueva Gales del Sur. De ellas, 6.242 sufrieron graves secuelas postparto, siendo el 67 por ciento por hemorragias obstétricas, y 22 murieron en el hospital.

Las secuelas postparto pueden acabar acarreando infertilidad, daños psicológicos, minusvalía e incluso la muerte. Según Christine Roberts, de la Universidad de Sydney (Australia) y autora principal del estudio, "la gestión activa de la tercera fase de un parto, es decir, la expulsión de la placenta, es efectiva para reducir las hemorragias postparto.

Por desgracia, las recomendaciones en este sentido no son aplicadas de forma óptima en Australia, y en Europa se han registrado grandes variaciones entre unos países y otros tanto en las políticas seguidas como en su aplicación". En opinión de Roberts, "esa falta de adherencia a las recomendaciones puede explicar las tasas crecientes de hemorragias postparto".

Las secuelas del parto han aumentado un 20,9 por ciento entre 1999 y 2004, sobre todo entre mujeres que presentaban este tipo de hemorragia.
La conclusión del estudio, por tanto, es que "todas las mujeres deberían tener acceso a una gestión activa de la expulsión de la placenta y ser sometidas a una cuidadosa observación en las dos horas siguientes al alumbramiento. Eso podría reducir los índices de hemorragia postparto y por tanto las probabilidades de que las mujeres sufran daños graves o incluso la muerte".

Formulario de búsqueda