La píldora del día después desplaza el momento de la ovulación y dificulta la fecundación

La píldora es para una situación de emergencia
pildora

La píldora del día después actúa, básicamente, desplazando el momento de la ovulación, lo que provoca que la fecundación sea más improbable.

La jefa de la unidad de anticoncepción del departamento de obstetricia, ginecología y reproducción del Institut Universitari Dexeus, Francisca Martínez, ha explicado que para que se produzca la ovulación en un ciclo menstrual normal es necesario que haya unos cambios hormonales.

De estos cambios hormonales, ha continuado esta ginecóloga, el que desencadena la ovulación es el "pico hormonal de LH (hormona luteoestimulante)". La píldora del día después, que contiene una alta dosis de progesterona (hormona), lo que hace, en concreto, es desplazar el momento en el que se produce ese pico de LH.

"Esta píldora retrasa la ovulación para que el espermatozoide no sea capaz de encontrar un óvulo que pudiera terminar siendo fecundado", ha detallado Martínez, quien ha puntualizado que esta pastilla "traslada, precisamente, el momento en el que se produce ese aumento de LH".

En cuanto a si es eficaz o no, esta doctora ha indicado que la eficacia debería medirse teniendo en cuenta el riesgo real que la mujer tiene de que se produzca el embarazo y la efectividad que tendría tomarse la pastilla para evitar ese supuesto embarazo.

En este sentido, Martínez ha dicho que "dependiendo del momento del ciclo en el que esté la mujer hay más o menos riesgos, por lo que la eficacia de la pastilla también es mayor o menor".

La toma está pensada para las 72 horas después del coito, pero es más útil si la mujer la toma en las primeras 24 horas. Antes, la píldora del día después constaba de dos dosis, que se tomaban con 12 horas de diferencia, ahora la dosis es una.

"Se vio que si se daba en una sola dosis era igual de eficaz y no tenía más efectos secundarios", ha declarado esta ginecóloga, quien ha recalcado que "con una sola pastilla es más fácil hacerlo bien".

Los principales efectos secundarios son las náuseas y el mareo, pero "en ningún caso graves", según Martínez, quien ha afirmado que el límite para repetir la toma no está en el riesgo médico.

"La píldora es para una situación de emergencia", ha manifestado esta ginecóloga, quien ha añadido que "es más efectivo intentar utilizar el preservativo o cualquier otro método anticonceptivo que estar jugándotela a ver si la píldora funciona o no".

Por su parte, Roberto Lertxundi, vicepresidente de la Sociedad Española de Contracepción, ha coincidido en que los principales efectos secundarios son vómitos y náuseas, que son "pasajeros".

Lertxundi ha especificado que en las primeras 24 horas después del acto sexual la eficacia de la píldora es del 92 por ciento, mientras que el tercer día no supera el 55 por ciento.

Formulario de búsqueda