Svenson te ayuda a preparar tu cabello para el verano

Limpiar, nutrir, estimular

Las fases de crecimiento del cabello pueden verse alteradas por los ritmos estacionales, ya que el cabello no es sólo sensible a los cambios internos del cuerpo sino también a los externos. La actividad metabólica del cuerpo aumenta con la subida de las temperaturas, por esta razón el pelo se resiente cuando empiezan a subir las temperaturas y cuando empiezan a bajar. 

El mensaje de Svenson: prepara el pelo para el verano "limpiar, nutrir y estimular"

Todos sabemos la importancia de cuidar nuestro pelo durante todo el año y de prepararlo para el verano por los daños que este sufre durante la estación de calor, tanto por las condiciones ambientales como por el ritmo de vida vacacional.

El primer paso es un exhaustivo y personalizado diagnóstico capilar con la ayuda de la microcámara Scan Hair.

Preparar el cabello para el cambio estacional y mantenerlo a punto para la llegada del calor y las vacaciones es cuestión de tres pasos: “limpiar, estimular y nutrir”.

Svenson propone una línea de tratamiento que iniciada desde ya puede paliar los efectos de la primavera y preparar nuestro cabello para el verano, frenando el choque del otoño. Además está indicada para casos de caída capilar, ya que ayuda a la estabilización y normalización de la pérdida de cabellos.

Fases del cuidado capilar 

- Limpiar

Consiste en una dilatación del poro y la estimulación del folículo para conseguir disolver y eliminar todos los restos de caspa, grasa y suciedad que pueden estar obstruyéndolo aunque muchas veces resulten imperceptibles.

Tras la limpieza folicular se aplica un regenerador capilar, que aumenta el riego sanguíneo ayudando a que llegue más oxígeno a la papila. 

El último paso de este tratamiento es la aplicación de principios activos apropiados para cada tipo de cabello, ayudados con un suave masaje manual que facilita la absorción.

- Nutrir y estimular

A la limpieza capilar le sigue la nutrición de los folículos. La zona papilar está compuesta de tejido conjuntivo y vasos sanguíneos, que proporcionan al pelo las sustancias necesarias para su crecimiento. La aplicación de tratamientos como el ozono sobre el cuero cabelludo consigue altos niveles de oxigenación, gracias a tratarse de oxígeno concentrado con un alto poder de penetración. 

Además, los tratamientos de nutrición con láser son muy beneficiosos, ya que el efecto de la luz láser acelera el proceso de mitosis celular ayudando al crecimiento de nuevos cabellos y el fortalecimiento de los ya existentes. Esta acción se combina con un suave vasodilatador que potencia la estimulación folicular y ayuda a empezar a trabajar con los folículos en diferentes líneas según el problema personal de cada cliente.

Tratamientos de nutrición con láser

Los tratamientos Svenson en los que se emplea el láser se enmarcarían dentro de los tratamientos de nutrición ya que su objetivo es fortalecer el folículo.

Los tratamientos de nutrición se aplican tanto a nivel de cuero cabelludo como en la parte más interna de nuestro cabello para fortalecer el folículo y la fibra capilar. 

Los tratamientos con rayos láser mejoran la circulación, aumentando el aporte de nutrientes a las células y mejorando los tejidos tratados. Estimula el crecimiento y renovación del pelo y su queratinización. Entre los beneficios más importantes del láser se pueden destacar los siguientes: reparación rápida de tejidos, rápida formación de colágeno, aceleración del sistema linfático, formación de nuevos capilares y aumento del flujo sanguíneo.

El resultado del uso depende en gran medida de la persona, de la constancia y por supuesto de la aplicación.

El láser es un método completamente indoloro y no tiene ningún efecto secundario. 

Es apto tanto para hombres y mujeres y está diseñada para personas que están empezando a notar una caída de cabello excesiva.

También se utiliza para pacientes que se hayan realizado un microinjerto.

Además, Svenson recomienda

  • conoce tu pelo, sólo así podrás cuidarlo como se merece.
  • mantén hábitos de vida saludables, todo lo que es bueno para tu cuerpo también lo es para tu cabello.
  • permanece atento a cualquier cambio en tu salud capilar, puede ser un indicador de cualquier otro problema en tu salud.
  • no esperes a que sea demasiado tarde, un folículo cerrado es un folículo perdido.
  • evita agresiones externas que pueden dañar tu salud capilar.
  • hazte revisiones capilares periódicas que determinen el estado de tu cabello, en un centro Svenson te ayudaremos a conocer tu cabello y certificaremos tu Salud Capilar Svenson de forma totalmente gratuita.
  • no olvides hacerte limpiezas y tratamientos nutritivos periódicos que ayudaran a que tus folículos tengan una vida sana.

En la playa

- Antes

  • Si cuidas tu piel cuando la expones al sol haz lo mismo con tu cabello. Utiliza un protector con filtro solar para evitar que los rayos ultravioletas del sol resequen tu cabello, volviéndolo más quebradizo y seco. Recuerda hacer esto cada vez que salgas de casa.
  • Corta siempre antes de ir a tu destino las puntas, que te ayudará a sanearlo y mantenerlo en buen estado.
  • Si no te queda más remedio que teñirte el pelo, hazlo en un tono más oscuro que tu color habitual, ya que el sol aclara de uno a varios tonos el color de tu pelo.
  • No olvides llevarte a la playa: protector solar, peine de púas separadas, gorra o sombrero.

- Durante

  • Utiliza sombreros y gorras, así tu pelo estará protegido.
  • Aclara tu pelo tras un baño en la playa o en la piscina con agua dulce, con ello conseguirás eliminar los restos de sal y de cloro, que junto con el sol son lo peores enemigos de tu cabello.
  • No te olvides de aplicar tu protector solar después de cada baño.

- Al llegar a casa

  • Utiliza un champú nutritivo, ayudará a tu cabello a recuperar su cuerpo, brillo e hidratación.
  • Aplícate una mascarilla semanal, mantenla durante al menos veinte minutos, mientras cubres de tu cabello con papel film.
  • No abuses del secador ni de tintes, son enemigos durante todo el año.
  • Aprovecha el verano para llenar tu dieta de alimentos frescos y variados: frutas, verduras, pescado…ya sabes que tu dieta debe contener todos los colores.
  • Una vez termines tus vacaciones vuelve a cortar tu cabello y comienza a cuidarlo para el otoño.

Formulario de búsqueda