Espino blanco (crataegus oxyacantha)

Partes usadas

Fundamentalmente la sumidad florida, aunque en ocasiones se han utilizado las hojas y frutos.

Descripción

Son arbustos o arbolitos de 1.5-4 m, aunque algunas especies pueden llegar a los 10 m, de madera dura, muy ramificados y con ramas espinosas. La corteza tiene un color gris claro y es lisa en especies jóvenes, aunque en las especies adultas presenta escamas y es de color marrón.
Las hojas son tri o pentalobuladas, ovales o romboideas, de un color verde brillante en el haz y más claro en el envés. Las inflorescencias son corimbos con numerosas flores de pequeño tamaño (8-15 mm). Los 5 sépalos son cortos y triangulares, con el margen entero. En algunas variedades pueden ser largos. La corola es dialipétala, y está formada por 5 pétalos orbiculares y de margen ondulado, con un color blanco o en ocasiones, rosado. El androceo se constituye por 10-20 estambres, mientras que el gineceo es mono o pluricarpelar (hasta 5 carpelos) e ínfero. En cada carpelo aparecen 2 óvulos, uno superior estéril y otro inferior, fértil. Tienen un falso fruto globoso o drupilanio, coronado por los restos del cáliz, que rodean a una depresión de la que salen mechones de tricomas rígidos. Su color es rojo, negro o amarillo, con una especie de polvillo blanco en su superficie. Tienen un tamaño de unos 10 mm en C. monogyna y son un poco mayores en C. oxyacantha.
Las dos principales especies utilizadas son C. oxyacantha y C. monogyna, que se diferencian en:
- Crataegus oxyacantha L. Las hojas tienen 3-5 lóbulos poco profundos y obtusos, con el margen finamente dentado. Los pedúnculos de las flores son glabros. Las anteras son rojas. El gineceo tiene 2-3 estilos. Los falsos frutos tienen 2-3 semillas.
- Crataegus monogyna Jacq. Las hojas tienen 3-7 lóbulos agudos y desiguales, con el margen casi entero. Los pedúnculos florales son hirsutos. Las anteras son negras. Aparece un solo estilo en el gineceo. El falso fruto tiene una única semilla.
Al microscopio, en el polvo de los frutos se observan los pelos tectores rígidos. También aparecen células de la epidermis externa, con pigmentos rojizos, esclereidas y drusas de oxalato cálcico. El polvo de las hojas tiene trozos de epidermis con estomas, pocos tricomas unicelulares y glándulas.
Las hojas tienen un olor desagradable y un sabor un poco amargo. Los frutos tienen un sabor ácido y mucilaginoso.

Composición

- Flavonoides (1,8-2,0%). Glucósidos de la quercetina, como rutósido (0,17%) e hiperósido (0,28%), vitexina (0,02%) y sus heterósidos, y orientina.
- Taninos. También aparecen procianidinas oligoméricas (2,4%) o picnogenoles, que suelen ir esterificadas con los flavonoides.
- Triterpenos (0,6%). Entre otros aparecen ácidos oleanólico, ursólico y crataególico (2-alfa-hidroxi-oleanólico).
- Esteroides.
- Aminas. Tiene pequeñas cantidades de tiramina, etilamina, trimetilamina, isobutilamina, isoamilamina, colina.
- Aceite esencial (trazas). Su principal componente es el aldehído anísico, que le da el aroma característico.
- Sales minerales (7-8%).

Acción y mecanismo

- Hipnótico. El espino blanco produce una depresión del sistema nervioso central, disminuyendo el período de inducción del sueño en animales de experimentación.
- Cardiotónico. El espino blanco se ha empleado por sus propiedades cardiacas como estimulante cardíaco, antiarrítmico y antianginoso. En ensayos con animales y en pequeños estudios en seres humanos se ha observado cierto efecto inótropo, cronótropo y dromótropo positivo y batmótropo negativo, prolongando el periodo refractario y aumentando la duración del potencial de acción.
Los efectos podrían ser debidos a un bloqueo de la ATPasa Na+/K+ dependiente, aunque se desconoce los principios activos responsables. Este bloqueo aumentaría la concentración intracelular del sodio, que activaría a un intercambiador Na+/Ca+2, aumentando de la permeabilidad de la membrana del músculo cardiaco al Ca+2. También podría intervenir un efecto inhibidor de la fosfodiesterasa de AMPc.
Además, su contenido en flavonoides podría favorecer la vasodilatación de coronarias, mientras que el bloqueo de los canales de potasio y la prolongación de la duración del potencial de acción cardiaco y el periodo refractario efectivo, daría lugar al efecto antiarrítmico.

Indicaciones

- Indicaciones aprobadas por la Comisión E:
* Insuficiencia cardíaca. Tratamiento coadyuvante de la insuficiencia cardíaca leve (estadios I y II de la NYHA).
- Indicaciones tradicionales:
* Tratamiento sintomático de situaciones de nerviosismo o ansiedad, así como del insomnio que estas situaciones pueden ocasionar. Es especialmente útil en caso de nerviosismo asociado a palpitaciones.
* Hipertensión arterial. Tratamiento coadyuvante de la hipertensión arterial.
* Isquemia cardiaca.
* Arritmias cardíacas.

Posología

DOSIFICACIÓN:
- Adultos, oral:
* Insuficiencia cardiaca:
a) Extracto seco (4-7:1, etanol 45% v/v o metanol 70% v/v): 160-900 mg diarios, divididos en 2-3 dosis. La dosis debe corresponder a 3,5-19,8 mg de flavonoides y/o procianidinas expresadas en hiperósido, y 30-168,7 mg de procianidinas expresadas en epicatequina.
* Nerviosismo:
a) Droga: 2-4 g/150 ml, 3 veces al día.
b) Extracto fluido (1:1): 1,5-2,5 ml, 1-3 veces al día.
c) Extracto seco (5:1): 0,5-1 g diarios.
d) Tintura (1:5): 2 ml antes de acostarse.
- Niños: No se ha evaluado la seguridad y eficacia del espino blanco en niños menores de 12 años.
Si los síntomas continúan o empeoran después de dos semanas de utilización del espino blanco, se aconseja consultar al médico o farmacéutico.
MODO DE ADMINISTRACIÓN:
Se recomienda administrar el espino blanco después de las comidas. En caso de insomnio, se aconseja tomarlo al menos media hora antes de acostarse.

Contraindicaciones

- Hipersensibilidad al espino blanco.

Precauciones

- Cardiopatías. Se recomienda utilizar el espino blanco en afecciones cardiacas sólo bajo prescripción facultativa. El espino blanco tiene una composición compleja y variable, que puede hacer que los efectos sean subterapéuticos o, por el contrario, tóxicos. Además, puede enmascarar la sintomatología de cuadros cardiovasculares graves, retrasando su diagnóstico. Hay que tener en cuenta además, que podría presentar interacciones con digoxina y bloqueantes beta-adrenérgicos, utilizados como tratamiento de elección en la insuficiencia cardiaca.
- Hipotensión. El espino blanco podría dar lugar en ocasiones a cuadros de hipotensión, por lo que se aconseja controlar periódicamente la presión arterial. En caso de hipotensión sintomática podría ser preciso reducir la posología.

Advertencias/consejos

CONSEJOS AL PACIENTE:
- Las mujeres embarazadas no deben utilizar espino blanco.
- Si tras dos semanas de tratamiento los síntomas continúan o empeoran, se aconseja consultar al médico y/o farmacéutico.
- Se aconseja no tomar alcohol durante el tratamiento.
- Puede provocar somnolencia, por lo que se recomienda tener precaución a la hora de conducir.
- El insomnio en niños debe tratarse únicamente bajo prescripción médica.
- Se recomienda utilizar con cuidado en pacientes con enfermedades de corazón o tratados con digitálicos.
- Se recomienda avisar al médico si el paciente presenta mareo, especialmente al levantarse de la cama o de una silla.
CONSIDERACIONES ESPECIALES:
- Se aconseja controlar periódicamente la presión arterial y la funcionalidad cardíaca.

Interacciones

- Alcohol. El alcohol podría potenciar los efectos sedantes del espino blanco. Como recomendación general, se aconseja evitar el consumo de bebidas alcohólicas en personas tratadas con sustancias sedantes.
- Antihipertensivos. El espino blanco podría aumentar el riesgo de hipotensión sintomática al asociar con estos fármacos. Se recomienda extremar las precauciones, controlando los niveles de presión arterial.
- Digoxina. El espino blanco podría potenciar los efectos de los digitálicos. Se recomienda evitar la asociación.
- Hipnóticos. El espino blanco podría potenciar los efectos de otros fármacos hipnosedantes, como las benzodiazepinas, los analgésicos opioides o los antihistamínicos H1.
- Hipokalemiantes (anfotericina B, corticoides, diuréticos tiazídicos o del asa, laxantes, tetracosáctido). Los fármacos hipokalemiantes podrían potenciar la toxicidad del espino blanco debido a la pérdida de potasio que puede producir. Se debe evitar la asociación.

Embarazo

Se desconoce si los componentes del espino blanco atraviesan la placenta, pero la administración de ciertos extractos durante el primer trimestre de embarazo se ha asociado al síndrome de Pierre Robin, caracterizado por distrés respiratorio, hipotonía, displasia de los dedos, uñas y cadera y alteraciones en los ruidos cardiacos. Además, ciertos componentes del espino blanco han dado lugar a disminución del tono y la motilidad uterina.
No se dispone de estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Se recomienda evitar la utilización de espino blanco en mujeres embarazadas, siendo más recomendables otras especies sedantes.

Lactancia

Se desconoce si los componentes del espino blanco se excretan con la leche materna, y las posibles consecuencias que esto pudiera tener para el lactante. Se aconseja suspender la lactancia materna o evitar la utilización de espino blanco durante la lactancia. En caso de emplearse, se aconseja vigilar al niño, y si presentase un exceso de somnolencia, sería aconsejable suspender el tratamiento.

Niños

No se ha evaluado la seguridad y eficacia del espino blanco en niños menores de 12 años, por lo que se recomienda evitar su utilización.

Ancianos

Los ancianos son más susceptibles a las reacciones adversas del espino blanco, especialmente a la aparición de hipotensión, que junto con la somnolencia que puede aparecer, podría ocasionar caídas, con el consiguiente riesgo de fractura.

Efectos sobre la conducción

El espino blanco podría dar lugar a somnolencia, afectando sustancialmente a la capacidad para conducir y/o manejar maquinaria. Los pacientes deberán evitar manejar maquinaria peligrosa, incluyendo automóviles, hasta que tengan la certeza razonable de que el tratamiento farmacológico no les afecta de forma adversa.

Reacciones adversas

Las reacciones adversas del espino blanco son muy raras, pero podrían llegar a ser graves, sobre todo las cardiovasculares.
- Digestivas. Muy raramente podría aparecer anorexia, náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal.
- Cardiovasculares. En ocasiones puntuales podría producir hipotensión, arritmias cardiacas y bloqueo cardiaco, sobre todo cuando se administra a altas dosis.
- Neurológicas/psicológicas. Es común la aparición de sedación. Mucho más rara es la presencia de temblores o vértigo.
Además de estas reacciones adversas, se han recogido en la base de datos FEDRA (Farmacovigilancia Española, Datos de Reacciones Adversas) del Sistema Español de Farmacovigilancia otras posibles reacciones adversas, aunque no se ha demostrado una relación causa-efecto con el espino blanco:
- Alérgicas/dermatológicas. Prurito, eritema.

Sobredosis

Síntomas: En caso de sobredosis se podría producir un cuadro caracterizado por sedación, disnea y temblor. En sobredosis graves podrían aparecer fenómenos de bradicardia o arritmias cardiacas.
Tratamiento: El tratamiento será sintomático.
En caso de sobredosis o ingestión accidental, acudir a un centro médico o consultar al Servicio de Información Toxicológica, indicando el producto y la cantidad ingerida.

Fecha de aprobación/revisión de la ficha

Septiembre, 2008.

Formulario de búsqueda