Senosidos a y b

Acción y mecanismo

- [LAXANTE]. Los senósidos son laxantes de tipo estimulante. Su acción tiene lugar en el colon. Aumentan la motilidad intestinal por acción directa sobre las terminaciones nerviosas por irritación de la mucosa o por actividad intraneural sobre el plexo nervioso de Auerbach. También incrementa la secreción de cloruro, disminuyendo la absorción de líquido y electrolitos. Se origina por tanto un incremento de agua y electrolitos en la luz colónica, lo que da lugar a un aumento de la presión en el intestino y por ello a una acción laxante. Por otra parte inhibe la actividad Na+/K+-ATPásica y provoca una disminución de la reabsorción de agua, sodio y cloro, así como un aumento de la secreción de potasio a nivel de la mucosa intestinal. También pueden estar implicados otros mecanismos como son la estimulación de la síntesis de prostaglandina E2 (PGE2), un mecanismo dependiente del calcio o una estimulación de receptores de histamina y serotonina.
La acción comienza a las 6-10 horas.

Farmacocinética

Vía oral:
- Absorción. Tras la administración oral de antraquinonas, se produce la hidrólisis de los heterósidos por las bacterias colónicas. Las antraquinonas se absorben en muy pequeña cantidad en el intestino.
- Eliminación. Las antraquinonas absorbidas se metabolizan en el hígado. Estos metabolitos se eliminan por heces y orina.

Indicaciones

- [ESTREÑIMIENTO]. Tratamiento sintomático del estreñimiento temporal, como el producido por reposo prolongado en cama o viajes.

Posología

DOSIFICACIÓN:
- Adultos, oral: 12-36 mg/24 horas, equivalente a 1-3 grageas ó 8-24 gotas/día).
- Niños, oral:
* Niños mayores de 6 años: 6-12 mg/24 horas, equivalente a 4-8 gotas/día.
* Niños menores de 6 años: No se ha evaluado la seguridad y eficacia en estos niños.
1 ml=20 gotas (30 mg).
NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACIÓN:
Este medicamento debe administrarse preferiblemente por la noche, antes de acostarse. Las formas líquidas deben tomarse disuelta en medio vaso de agua.

Contraindicaciones

- Hipersensibilidad a cualquier componente del medicamento.
- Situaciones en las que el tránsito gastrointestinal se encuentre dificultado o impedido, como [OBSTRUCCION INTESTINAL], [ILEO PARALITICO] o [IMPACTACION FECAL]. Debido a los efectos laxantes de los senósidos, se podría agravar la obstrucción.
- [DOLOR ABDOMINAL] de origen desconocido. No debería iniciarse un tratamiento con un laxante en pacientes aquejados de dolor abdominal hasta haber identificado la causa, ya que el laxante podría enmascarar la sintomatología de un cuadro más grave.
- Patologías en las que resulte peligroso aumentar el peristaltismo intestinal, como [APENDICITIS] o [PERFORACION INTESTINAL]. La utilización de laxantes en estos pacientes podría agravar el cuadro.
- [HEMORRAGIA DIGESTIVA] y enfermedades inflamatorias intestinales ([COLITIS ULCEROSA], [ENFERMEDAD DE CROHN]). No debe administrarse senósidos en pacientes con hemorragias digestivas debido a sus efectos irritantes de la mucosa intestinal.

Precauciones

- Sintomatología de apendicitis, como pacientes aquejados de [NAUSEAS], [VOMITOS] o [CALAMBRES ABDOMINALES]. En pacientes aquejados de estos síntomas, se recomienda descartar la presencia de apendicitis, y si se diagnosticase, no debería utilizarse un laxante.

- [DESEQUILIBRIO ELECTROLITICO]. El uso de laxantes durante largos períodos de tiempo puede dar lugar a fenómenos de desequilibrio electrolítico. Los pacientes deberán estar correctamente hidratados y sus niveles de electrolitos ser normales antes de iniciar un tratamiento con un laxante.
- Dependencia. El uso continuado de laxantes puede generar una dependencia, debido a que podrían dar lugar a desequilibrios electrolíticos que generasen atonía intestinal.

Advertencias/consejos

CONSEJOS AL PACIENTE:
- Este medicamento no debe ser utilizado por pacientes con obstrucciones intestinales.
- Su uso continuado puede provocar habituamiento.
- Si al cabo de 1 semana de utilización, el estreñimiento no mejora, persiste o empeora, se debe consultar al médico o farmacéutico.
- Antes de iniciar un tratamiento frente al estreñimiento, se deberían modificar los hábitos de vida. Se recomienda ingerir una gran cantidad de agua diaria (más de dos litros), un aporte adecuado de fibra, responder al estímulo de la defecación y realizar ejercicio.
- Es normal la aparición de una coloración rojiza o pardusca de la orina.
CONSIDERACIONES ESPECIALES:
- Se debe diagnosticar antes del tratamiento la causa del estreñimiento, descartando la posibilidad de obstrucciones del tracto gastrointestinal o apendicitis.
- Antes de iniciar un tratamiento, el paciente debe estar correctamente hidratado y sus niveles de electrolitos ser normales. No se debe iniciar un tratamiento si dichos niveles están alterados.
- En pacientes ancianos o debilitados, se recomienda monitorizar periódicamente los niveles de electrolitos.

Interacciones

- Digoxina. El uso prolongado de laxantes puede originar una depleción de los niveles de potasio, aumentando la toxicidad de la digoxina. Se recomienda controlar los niveles de electrolitos en pacientes en tratamiento con digoxina.

Análisis clínicos

- Color de orina. La utilización de antraquinonas pueden teñir la orina de color marrón o rojizo, pero no es un síntoma preocupante.

- Glucosa. Los niveles de glucosa séricos pueden aumentar tras el uso continuado de laxantes.
- Potasio. El uso prolongado de laxantes puede dar lugar a una hipopotasemia.

Embarazo

Categoría C de la FDA. Los estudios sobre animales no han registrado efectos teratógenos. Sin embargo, no se han realizado ensayos clínicos en seres humanos. No obstante, los laxantes antracénicos son considerados como inocuos en embarazadas.

Lactancia

Los senósidos A y B casi no se excretan en leche materna, aunque con el uso crónico pueden aparecer cantidades en leche. Sin embargo, estas cantidades parecen insuficientes para producir un efecto laxante en el recién nacido. La Academia Americana de Pediatría considera el uso del sen compatible con la lactancia materna.

Niños

Por regla general, no se recomienda la utilización de laxantes en niños menores de 6 años, ya que no suelen ser capaces de describir sus síntomas con precisión. Debe realizarse un diagnóstico adecuado antes de usar un laxante, ya que podría enmascarar cuadros más graves.

Ancianos

Los estimulantes del peristaltismo pueden exacerbar debilidad, descoordinación e hipotensión ortostática en pacientes geriátricos, como resultado de una gran pérdida electrolítica, cuando se usan repetidamente.

Reacciones adversas

Los efectos adversos de los senósidos son, en general, leves y transitorios. Las reacciones adversas más características son:
- Digestivas. Tras el uso continuado podría aparecer raramente [DOLOR ABDOMINAL], [NAUSEAS], [CALAMBRES ABDOMINALES], [ATONIA INTESTINAL] y [DISTENSION ABDOMINAL].

Sobredosis

Síntomas: Tras la administración excesiva, podría aparecer un cuadro caracterizado por espasmos gastrointestinales, deposiciones mucosas y diarreicas y pérdida de potasio y otros electrolitos.
Tratamiento: Se deberá suspender la administración del laxante. Se instaurará un tratamiento de apoyo, con rehidratación del paciente con suero salino y administración de sales minerales si fuera necesario. Se pueden administrar antiespasmódicos para eliminar los espasmos intestinales.

Referencias bibliográficas

- AHFS Drug Information. American Society of Health-system Pharmacists, Bethesda. 44th Edition, 2002.
- British National Formulary. British Medical Association, London. 44th Edition, 2002.
- Drug Facts and Comparisons. Facts and Comparison, Saint Louis. 57th Edition, 2003.
- Martindale. The Complete Drug Reference. Pharmaceutical Press, London. 33th Edition, 2002.
- Micromedex.
- PDR. Thomson, Montvale. 57th Edition, 2003.
- United States Pharmacopoeia, Dispensation Information. 14th Edition, 1994.

Fecha de aprobación/revisión de la ficha

Marzo, 2004.

Formulario de búsqueda