Reanimación cardiopulmonar

Comprende las diversas acciones, necesarias y adecuadas, para llevar a efecto la reanimación cardiopulmonar, en particular las dos fases siguientes; reconocimiento de los signos vitales y las técnicas de reanimación y masaje cardiaco externo.

Con respecto al reconocimiento de los signos vitales, comprende aspectos relativos a la consciencia, la respiración y el pulso.
Las actuaciones o primeros auxilios básicos, frente a un accidente, las medidas de carácter general a adoptar son:

• Actuar de horma rápida, pero conservando la calma
• Asegurar la zona, evitando problemas al accidentado, socorriste, etc
• Tranquilizar al accidentado, dándole ánimos
• No movilizar al accidentado, a menos que sea imprescindible
• Taparle con mantas o alguna prenda, para que no se enfríe.
• En caso de varias víctimas, iniciar los socorros, en orden a su gravedad

Con carácter general en la Empresa debemos tener los medios humanos necesario y con la capacitación adecuada, así como la secuencia de actuación, conocida e implantada, en caso de; hemorragias, quemaduras, lesiones producidas por el frío, congelación, cuerpos extraños en los ojos, accidentes eléctricos, heridas, fracturas, intoxicaciones agudas, obstrucción de las vías aéreas, etc.

Formulario de búsqueda