Riesgos ergonómicos Factores de riesgo de TME

Entender los principios ergonómicos básicos es esencial para la prevención de estas lesiones. Cada empleado tiene que entender los factores de riesgo ergonómicos relacionados con las tareas de su trabajo y las soluciones para minimizar estos riesgos. Los siguientes factores de riesgo pueden dar lugar a molestias y lesiones:

-        Esfuerzos intensos

Los esfuerzos musculares enérgicos ejercen presión en los músculos, tendones, articulaciones y discos, por lo que están asociados con la mayoría de los TME. El aumento del esfuerzo muscular resulta en un incremento de la fatiga muscular, lo que conlleva más tiempo para recuperarse. Si el tiempo de recuperación es limitado, es más probable que ocurran lesiones en los tejidos blandos.

-        Movimientos repetitivos

Las lesiones por movimientos repetitivos son una clase de lesiones y enfermedades causadas por s el uso excesivo de las articulaciones durante semanas, meses o años. El tejido conectivo puede llegar a ser doloroso y en ocasiones volverse inútil a causa de la exposición repetitiva a un micro-trauma. Debido a la lenta aparición de los síntomas, a veces las personas ignoran la situación hasta que los síntomas se vuelven una lesión crónica y permanente.

-        Posturas forzadas

Las posturas forzadas son las posiciones del cuerpo (extremidades, articulaciones, la espalda) que se desvían significativamente de la posición neutral, mientras se realizan las tareas del trabajo. Por ejemplo, cuando el brazo de una persona está colgando hacia abajo (perpendicular al suelo) con el codo pegado al cuerpo, el hombro se dice que está en una posición neutral. Sin embargo, cuando los empleados están realizando trabajos generales como la instalación o reparación de equipos o agarrando objetos de un estante alto, sus hombros están muy lejos de la posición neutral.

-        Posturas estáticas

"El trabajo estático" se refiere al esfuerzo musculo-esquelético para ocupar determinados cargos, aunque sea cómodo. Por ejemplo, cuando nos sentamos a trabajar con ordenadores, mantener la cabeza y el torso en posición vertical requiere un esfuerzo estático en función de las posiciones del cuerpo que elijamos. La fuerza estática o esfuerzo se refiere a la cantidad de tensión que generan los músculos. Por ejemplo, inclinando la cabeza hacia adelante o hacia atrás desde una posición neutral, la posición vertical cuadruplica la cantidad de fuerza que actúa sobre la vértebra inferior del cuello.

-        Estrés por contacto

El estrés por contacto resulta del contacto ocasional, repetido o continuo entre los tejidos sensibles del cuerpo y un objeto duro o afilado. El estrés por contacto afecta generalmente a los tejidos blandos de los dedos, las palmas de las manos, los antebrazos, los muslos, las pantorrillas y los pies. Este contacto puede crear una presión sobre una pequeña área del cuerpo (muñeca, antebrazo) que pueden inhibir el flujo de sangre, los tendones y el movimiento muscular y la función nerviosa. Ejemplos de estrés por contacto son las muñecas que descansan en el filo de un escritorio o estación de trabajo en el desempeño de tareas, la presión que ejercen los mangos de herramientas en la palma de la mano, especialmente cuando no se pueden soltar, tareas que requieren de un martillo y estar sentado sin suficiente espacio para las rodillas.

-        Iluminación

Una iluminación inapropiada en el trabajo es un factor importante en cuanto a molestias visuales, como la fatiga ocular, ardor o picazón en los ojos, dolores de cabeza y visión borrosa o doble.

-        Vibración

La vibración restringe el suministro de sangre a las manos y los dedos que, según el nivel de vibración y la duración de la exposición, puede contribuir a una lesión ergonómica. Los signos y síntomas de las lesiones inducidas por vibración, como el fenómeno de Raynaud, comienzan con un entumecimiento ocasional o pérdida de color en la punta de los dedos.

-        Ruido

El ruido es una parte del ambiente de trabajo que a menudo es pasada por alto. La maquinaria de oficina, teléfonos y conversaciones de compañeros de trabajo puede ser una distracción.

-        Temperaturas frías

Las temperaturas frías reducen la elasticidad natural del cuerpo y la sensación táctil. Con el fin de obtener la misma cantidad de retroalimentación táctil, un empleado puede ejercer más fuerza de la necesaria.

Formulario de búsqueda