toxiinfección alimentaria

El verano es el momento idóneo para realizar comidas de campo y barbacoas. Pero el calor favorece la multiplicación de las bacterias, con el consiguiente riesgo de toxi-infección alimentaria. Aunque las infecciones que se producen en lugares públicos son poco frecuentes, suelen ser muy llamativas pues afectan a muchas personas. La causa más frecuente de intoxicación es la propia familia.

Las bacterias implicadas más frecuentemente son Escherichia Coli, Salmonella y Campylobacter. Los primeros síntomas aparecen, entre 1 y 4 días después de haber ingerido el alimento contaminado, en forma de diarrea, náuseas y vómitos, dolor abdominal y fiebre. Se puede producir deshidratación, que es especialmente grave cuando afecta a niños y ancianos. Las intoxicaciones alimentarias son fáciles de prevenir siguiendo unas sencillas pautas. Es importante que los consumidores cumplan su propio papel en la seguridad alimentaria, con una correcta manipulación de los alimentos. A continuación le proponemos unas normas para que sus comidas de campo no supongan ningún riesgo. Estas normas deben aplicarse durante todo el año, pero con el calor es cuando las bacterias se encuentran en la situación idónea para causar estragos. Recuerde, la seguridad de los productos alimentarios es cosa de todos. 

Reglas de oro para prevenir las toxiinfecciones alimentarias

·        Lávese las manos con agua y jabón. Lo mismo debe hacer después de manipular alimentos crudos, especialmente huevos.

·        Lave la superficie de preparación de los alimentos.

·        Siga las instrucciones de la etiqueta en relación con la refrigeración y la fecha de caducidad.

·        Conserve la comida a la temperatura apropiada.

1.     Para eliminar las bacterias, la carne ha de cocinarse a temperaturas de unos 70ºC. Recuerde que la carne, aunque parezca muy hecha por fuera, puede estar cruda en el interior y conservar bacterias. El pescado está listo cuando se desmenuza fácilmente

·        Sirva la comida inmediatamente, bien caliente.

·        Nunca deje la mayonesa casera a temperatura ambiente. Las mayonesas comerciales son seguras.

·        Con las tortillas, procure que el huevo esté bien cuajado.

·        Sirva los alimentos cocinados en un plato distinto del que los contenía crudos. Asimismo, los cubiertos para la comida cruda y la cocinada deben ser distintos.

·        Cuando vaya de picnic, lleve únicamente los alimentos que vaya a consumir. Coloque en nevera portátil la comida preparada una vez fría, rodeada de hielo, de modo que se mantenga a 4 ºC. Cuando llegue a su destino, sitúe la nevera en la sombra.

·        Rechace la comida que tenga mal aspecto o que huela mal, y la que ha estado mucho tiempo a temperatura ambiente. No vale la pena arriesgarse.

Formulario de búsqueda