Sífilis

La sífilis es una infección bacteriana de transmisión sexual (enfermedad venérea) de ámbito mundial causada por el Treponema pallidum que desde la década de los años 90 ha emergido de nuevo en la Europa occidental como una enfermedad importante y preocupante desde el punto de vista de la salud pública. En el año 2003 se notificaron en España al sistema EDO (Enfermedades de Declaración Obligatoria) 917 casos de sífilis.

El Treponema pallidum es una bacteria con forma espiral (perteneciente por ello al grupo de las espiroquetas) dotada de movilidad que actúa como parásito y que utiliza al ser humano como su único huésped natural, no pudiéndose cultivar en el laboratorio (“in vitro”).

La sífilis puede ser congénita (una causa importante de abortos y de morbididad y mortalidad infantil) o adquirida. La enfermedad comienza como una úlcera indolora en los genitales, la boca u otra parte de su cuerpo. Si no se trata, la sífilis puede dañar el corazón y el cerebro u otros órganos.

La sífilis avanza en etapas y puede provocar complicaciones graves o incluso la muerte. Cuando se detecta a tiempo, la sífilis puede ser curada con antibióticos.

Más sobre la sífilis:

 

Formulario de búsqueda