Síntomas de la menopausia 34 síntomas

Feminil Fórmula Natural - Aumenta tu apetito sexual

Lista de los 34 síntomas de la menopausia

-        Bochornos, sofocos y/o escalofríos

Se estima que alrededor del 75%-85% de las mujeres experimentan sofocos cuando están en la menopausia. Son oleadas de calor que se puede sentir como una sensación súbita, transitoria  que se propaga por todo el cuerpo y crea una especie de  rubor, particularmente notable en la cara y parte superior del cuerpo. Tanto si usted experimenta sus sofocos como delicadas subidas de calor o como que está envuelta en llamas, puede estar segura que son normales.

Los sofocos son la reacción del cuerpo a una disminución del suministro de la hormona estrógeno, que se produce naturalmente cuando una mujer se acerca a la menopausia. No todas las mujeres experimentan sofocos, pero más de la mitad sí lo hacen. En algunas mujeres la producción de estrógeno disminuye gradualmente, produciendo pocos sofocos, pero para otras, los ovarios dejan de producir estrógenos de forma brusca (al igual que con la menopausia quirúrgica) y los sofocos pueden ser una verdadera pesadilla.

-        Sudores nocturnos

Los sudores nocturnos son los primos nocturnos de los sofocos, pero por lo general son más intensos. También conocidos como "hiperhidrosis nocturna", no es en realidad un trastorno del sueño, sino un trastorno común que produce transpiración durante el sueño.

-        Períodos irregulares, irregularidades menstruales

La mayoría de las mujeres experimentan la ausencia menstrual durante cortos períodos irregulares en algún momento de sus vidas. Una amplia gama de condiciones pueden causar estos síntomas, pero la causa más común es el desequilibrio hormonal. Los períodos pueden venir con más frecuencia, cada 24 días en lugar de cada 28, o pueden venir más tarde de lo acostumbrado. Usted puede tener un período que dura unos pocos días y al próximo mes tener un sangrado muy abundante. Este período puede durar un corto período de tiempo o seguir y seguir por lo que se siente como una eternidad. Puede pasar un mes, a continuación, volver a la normalidad durante varios meses y luego saltarse dos períodos consecutivos.

La irregularidad menstrual es más común a los cuarenta y tantos, a medida que se acerca la menopausia. La falta de un equilibrio hormonal o la disminución de la producción de estrógenos es la causa principal. Puede haber causas médicas para períodos menstruales irregulares, aunque no son tan comunes.

-        Pérdida de la libido

Los terapeutas sexuales dicen que la disminución de la libido se convierte en un problema que debe abordarse sólo cuando se percibe como un problema. Por lo general se convierte en problema en el marco de una relación, cuando hay una discrepancia en el deseo entre la mujer y su compañero o cuando la mujer cree que le pasa algo porque tienen un bajo nivel de deseo.

Todo el mundo experimenta picos y valles en el deseo sexual, un flujo y reflujo de la libido que puede ser causado por varios factores. En ocasiones, un desequilibrio hormonal o medicamentos con receta reducen el deseo sexual. Y, por supuesto, hay una diferencia entre el deseo sexual y la función sexual.

-        Sequedad vaginal

Es básicamente una pérdida de la sensación húmeda y suave habitual de las paredes del área de la vagina, que puede estar asociada con picor e irritación. Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, los tejidos vaginales inician el secado y se vuelven menos elásticos. El sexo se vuelve incómodo, la mujer puede ser más propensa a las infecciones, se producen frecuentes picores en la vagina y se irrita con facilidad y, a nivel emocional, la mujer se puede sentir más vieja.

Como hemos dicho, la sequedad vaginal y la atrofia vaginal se producen cuando los niveles de estrógeno disminuyen. La vagina es muy elástica, por lo general, capaz de estirarse con facilidad para el sexo y el parto. Pero a medida que los niveles de estrógeno bajan, las paredes vaginales adelgazan y pierden algo de su elasticidad. La vagina se vuelve seca y necesita más tiempo para lubricarse. Finalmente, ésta podría atrofiarse - convirtiéndose en algo más pequeño en anchura y longitud. Este síntoma puede aparecer debido a una repentina caída de estrógenos (como sucede con menopausia quirúrgica), también se puede experimentar al pasar por una menopausia prematura natural. De cualquier manera, sin embargo, es un síntoma de la menopausia muy desagradable, que puede ser emocionalmente muy molesto si sucede a los 20 o 30 años.

-        Cambios de humor, lágrimas repentinas

Una mujer con un problema de estado de ánimo es como una montaña rusa humana. Un minuto está feliz, al minuto siguiente está deprimida. Los cambios de humor son intensos, repentinos y fuera de control. Los cambios de humor crónicos y graves son un trastorno psicológico, un problema de salud tan real como una dolencia física. De hecho, a veces son el resultado de un problema físico, como un síndrome premenstrual. Y al igual que un problema físico, puede ser tratado.

-        Fatiga

La fatiga es el segundo síntoma que los pacientes comunican a los médicos, sólo después del dolor. La fatiga crónica es particularmente común en mujeres en la transición a la menopausia y puede tener un impacto drástico en la vida cotidiana, poniendo tensión en las relaciones, la productividad del trabajo y la calidad de vida.

La fatiga, uno de los síntomas más comunes de la menopausia, se define como una sensación constante y persistente de debilidad, cansancio y bajó el nivel de energía. Debe diferenciarse de la somnolencia, que implica un impulso real a dormir. La fatiga se caracteriza por falta de energía en vez de somnolencia. Si la fatiga aparece de repente podría ser un signo de fatiga intensa. Otras características incluyen apatía, irritabilidad y disminución de la atención.

-        Pérdida y debilitamiento del vello en cualquier parte del cuerpo, aumento del vello facial

El tema del vello está conectado con la deficiencia de estrógenos, ya que los folículos del pelo necesitan estrógeno. Algunas mujeres notan esto antes de cualquier otro signo, ya que es obvio. La pérdida de cabello puede ser repentina o gradual o también puede ser debilitamiento en cualquier parte del cuerpo. Se dará cuenta al mirar el cepillo. El cabello también puede volverse más seco y quebradizo o notar un debilitamiento o pérdida del vello púbico. Una pérdida o debilitamiento gradual del cabello sin ningún otro tipo de síntoma es común. Sin embargo, la pérdida del cabello acompañada de mala salud general, requiere la atención del médico.

-        Trastornos del sueño en la menopausia (con o sin sudoración nocturna)

Si se despierta mucho por la noche, da muchas vueltas y por lo general sufre de insomnio, podría estar relacionado con la menopausia. Cuando usted comience con la menopausia, es posible que descanse cada vez menos durante el sueño.

En el pasado, los médicos creían que la interrupción del sueño era una consecuencia de la sudoración nocturna, pero estudios recientes indican que también puede no estar conectada con los sofocos. Por lo general, la frecuencia del insomnio suele ser el doble de la que pudiera haber tenido antes de la menopausia. Los estudios también indican que las mujeres comienzan a experimentar sueño inquieto incluso 5-7 años antes de entrar en la menopausia. Una vez más, sin embargo, el problema es reconocer que el insomnio surge debido a los cambios en los niveles hormonales.

-        Dificultad para concentrarse, desorientación, confusión mental

Durante los primeros meses de la menopausia, muchas mujeres descubren que tienen problemas para recordar cosas, experimentan bloqueos mentales o tienen problemas de concentración. No dormir lo suficiente o sufrir interrupciones durante el sueño puede contribuir a problemas de memoria y concentración.

Si el médico determina que la desorientación no es causada por una condición médica grave,  podrían considerarse las siguientes posibilidades:

  • Medicamentos: la desorientación es un efecto secundario de algunos medicamentos
  • Aprenda a relajarse: Practique técnicas de reducción del estrés, como ejercicios de respiración profunda, yoga y meditación y trate de hacer ejercicio de forma regular

-        Lapsos de memoria preocupantes

La pérdida de memoria afecta a la mayoría de la gente de una manera u otra. Generalmente suelen ser lapsus de memoria momentánea, nada de qué preocuparse. Sin embargo, cuando empiezan a ser algo habitual, es conveniente profundizar un poco más y acudir al médico.

Las mujeres que están próximas a la menopausia suelen quejarse de pérdida de memoria e incapacidad para concentrarse. Dejar las llaves del coche en lugares diferentes a los acostumbrados, olvidarse de citas y cumpleaños, son un síntoma normal de la menopausia que se asocia sobre todo con los bajos niveles de estrógenos y con altos niveles de estrés.

-        Mareos, desvanecimientos y vértigo

El mareo es una sensación transitoria de confusión y/o una sensación de inestabilidad, además de la incapacidad para mantener el equilibrio al ponerse de pie o al caminar. El mareo es un síntoma de muchas condiciones médicas. Los mareos se pueden corregir, pero si experimenta un vértigo inexplicable, consulte con el médico porque puede no ser un problema trivial y ser síntoma de una enfermedad grave.

-        Aumento de peso durante la menopausia

El aumento de peso, en concreto un engrosamiento de la cintura, es otro signo de los cambios hormonales. Mientras que algunos médicos afirman que la menopausia no tiene nada que ver con el aumento de peso, en las mujeres menopáusicas aparece porque son mayores y su metabolismo se ralentiza.

Los cambios en la dieta y el ejercicio pueden ayudar a acelerar la tasa metabólica del cuerpo. También el tratamiento con suplementos naturales puede ayudar.

-        Incontinencia, especialmente al toser, estornudar o reír e incontinencia de urgencia

La incontinencia se divide en tres categorías principales, aunque a todo el mundo se le puede escapar alguna orina debido a una combinación de causas. En primer lugar está la incontinencia de esfuerzo, donde la orina se escapa accidentalmente al reír, toser, estornudar o hacer demasiado esfuerzo. Esto sucede cuando el cuello de la vejiga cambia de posición fuera del alcance de los músculos internos que ejercen presión sobre ella o cuando los músculos se no funcionan de forma eficaz debido a la edad, una cirugía o un parto. La segunda es la incontinencia de urgencia, en la que la vejiga se contrae y vacía por completo a pesar de los esfuerzos conscientes de la persona a resistir. Y por último está la incontinencia por desbordamiento, en la que se pierde por completo la sensación de tener que orinar. Debe consultarse al médico si se orina porque no tiene la sensación de que la vejiga está llena.

-        Sentimientos repentinos de  estar hinchada

Es una sensación de estar hinchada que aparece de repente, que por lo general se notan como rachas que son incrementos periódicos de retención de líquidos y de distensión abdominal.

A la flatulencia, hinchazón y molestias que se producen después de comer productos lácteos los médicos le llaman intolerancia a la lactosa. Esto significa que el estómago no puede digerir la lactosa o azúcar de la leche de los productos lácteos. Desafortunadamente, la mayoría de los adultos tienen este problema en diferentes grados, por ejemplo, cuando las personas envejecen, producen menos lactasa, la enzima necesaria para digerir la lactosa. Sin lactosa, el azúcar de la leche sin digerir fermenta y forma gases. El gas atrapado provoca la hinchazón del estómago. Si tiene una hinchazón persistente e inexplicable o dolor de estómago durante más de tres días, debe comunicárselo al médico.

-        Aumento de las alergias

Existen muchos tipos de alergia que se basan en reacciones hormonales, lo que atañe en particular a mujeres que experimentan síntomas cada vez que se ven sometidos a cambios hormonales, por lo general a los treinta años o después de tener un hijo. El desequilibrio  hormonal es un tipo de reacción alérgica que sufren las mujeres desde antes de la pubertad hasta la vejez. Se trata de una reacción más fuerte a la función normal de las hormonas.

-        Cambios en las uñas (se debilitan, se agrietan o se rompen con más facilidad)

Una uña de color negro o azul le dice al mundo que ha tenido un problema con el martillo. Las uñas rojizas o amarillas demuestran que cambia frecuentemente el color del esmalte de uñas. Las uñas que se quiebran y se rompen pueden indicar que pasa demasiado tiempo con las manos en el agua. Las uñas que tienen en una apariencia de cuchara convexa pueden indicar deficiencia respiratoria o, simplemente, que no está recibiendo suficiente hierro. Las uñas y padrastros mordisqueados pueden traicionar su nivel de ansiedad. Los problemas de las uñas (de manos y pies) generalmente son causados ​​por la inflamación de la piel alrededor de la uña o por una infección. Una uña del pie con persistente dolor e inflamación requiere la atención del médico.

-        Cambios en el olor corporal

Nuestro cuerpo produce dos tipos de sudor: el sudor producido por las glándulas ecrinas, que es inodoro, está presente en todo el cuerpo y se utiliza para controlar la temperatura de todo el organismo, y el sudor apocrino, una sustancia más fuerte producida por las glándulas de la axila, inodora también, hasta que las bacterias de la superficie de la piel actúan sobre ella.

El olor de la transpiración puede ser más intenso en personas con falta de higiene o que simplemente tienen malos genes.

¿Cómo reducir el mal olor corporal? Use un jabón desodorante para la ducha. Los jabones antibacterianos también resuelven el problema, porque son las bacterias las que produce el olor. El jabón antibacteriano hace todo el trabajo, sin necesidad de frotar.

-        Episodios repentinos de taquicardia

Las taquicardias son la segunda queja más común asociada con la perimenopausia. Estos episodios de latidos rápidos del corazón asustan a un montón de mujeres a causa de su repentina aparición, y al parecer no hay forma de detenerlos. Ello explica en parte los problemas para dormir durante la perimenopausia. Estas taquicardias pueden deberse a otras condiciones, por lo que es muy importante informar al médico.

Hay un par de cosas que se pueden hacer cuando comience la taquicardia: En primer lugar, relajarse y respirar profundamente. Trate de tranquilizarse y convénzase de que es sólo un síntoma de la perimenopausia y que va a pasar. Si está en la cama cuando esto ocurre, cambie de posición y realice respiraciones profundas.

-        Depresión

Los sentimientos de tristeza son normales, e incluso apropiados y necesarios durante los reveses y/o pérdidas de la vida. También puede sentirse apagada durante cortos períodos de tiempo, sin razón o aviso y eso también es normal. Pero si estos sentimientos persisten o afectan su vida cotidiana, puede que tenga un trastorno depresivo. La gravedad, la duración y la presencia de otros síntomas son los factores que distinguen la tristeza normal de un trastorno depresivo. Esto se conoce como depresión o irritabilidad, un cambio significativo en el estado de ánimo durante un período prolongado de tiempo que se asocia con la pérdida de interés en actividades habituales, trastornos del sueño y de la alimentación y el retraimiento de la familia y los amigos.

La depresión puede aparecer a cualquier edad.  Las mujeres son 2-3 veces más propensas que los hombres a sufrir de depresión. Muchas mujeres experimentan los primeros síntomas de depresión  entre los 20 y 30 años.

-        Ansiedad, sensación de incomodidad o malestar

La ansiedad puede ser un sentimiento vago o intenso causado por condiciones físicas o psicológicas. Una sensación de agitación y pérdida de control emocional que puede estar asociada con ataques de pánico y síntomas físicos como taquicardias, dificultad para respirar y palpitaciones. La frecuencia de la ansiedad puede ir desde un episodio único a episodios recurrentes. El diagnóstico precoz puede ayudar a una pronta recuperación, evitando que el trastorno empeore y posiblemente que la condición se convierta en depresión.

Irritabilidad

Sentirse irritado de vez en cuando es normal en el ser humano. Sin embargo, también puede ser un síntoma de casi cualquier enfermedad. Generalmente, las personas que están contrayendo enfermedades se vuelven irritables, pero no saben por qué.

Si la irritabilidad persiste más de una semana y afecta negativamente su rendimiento en el trabajo y en las relaciones con su familia, amigos y compañeros de trabajo, mejor consulte con el médico.

-        Ataques de pánico, aprensión, negatividad

Es un importante y debilitante estado emocional cuya característica principal es un miedo y  ansiedad abrumadores. Estos sentimientos pueden ser vagos o intensos y estar causados por condiciones físicas o psicológicas. La frecuencia puede variar desde episodios únicos a episodios recurrentes.

-        Dolor en las mamas

Es bastante normal sentir dolor o sensibilidad en uno o ambos senos antes o durante los períodos menstruales, pero también puede ocurrir durante el embarazo, la lactancia y la menopausia. Se puede resumir como un malestar y dolor generalizados asociados con el contacto o la presión en el pecho. Consulte con el médico si el dolor es grave o si persiste durante más de dos meses  y si el dolor en el pecho se acompaña de un bulto en la mama o de secreción del pezón.

-        Dolores de cabeza

Aunque los dolores de cabeza pueden ser producto de una variedad de factores como tensión muscular, por ingerir demasiado alcohol o por enfermedades comunes como la gripe, durante las primeras etapas de la menopausia es posible que aparezcan dolores de cabeza o que sean más frecuentes. Esto es a menudo a causa de la disminución de los niveles de estrógeno. Muchas mujeres con ciclos menstruales regulares tienen dolores de cabeza justo antes de la menstruación o durante la ovulación. Estos dolores de cabeza, a veces llamados migraña menstrual, se producen cuando caen los niveles de estrógeno durante el ciclo menstrual. Así que, cuando el organismo comienza a frenar la producción de estrógenos debido a una menopausia prematura, puede sufrir uno de estos dolores de cabeza hormonales. Fuertes dolores de cabeza acompañados de confusión o fiebre alta pueden indicar una enfermedad grave y requerir atención médica inmediata.

-        Dolor en las articulaciones, músculos y tendones

El dolor y los problemas musculares en las articulaciones es uno de los síntomas más comunes de la menopausia. Se cree que más de la mitad de las mujeres posmenopáusicas experimentan diversos grados de dolor en las articulaciones. El dolor articular es básicamente un dolor inexplicable en los músculos y las articulaciones, que no está relacionado con un trauma o por hacer ejercicio, pero sí puede tener que ver con efectos sobre el sistema inmune causados sobre todo por los niveles fluctuantes de hormonas. No es prudente hacer caso omiso de estos dolores y molestias. El tratamiento precoz puede curar y prevenir el desarrollo posterior de la artritis. Para combatir los dolores articulares: Descanse lo suficiente, use remedios de hierbas, siga una dieta con alimentos nutritivos, preferentemente orgánicos, frutas y verduras y evite toxinas y estimulantes.

-        Ardor en la lengua y/o el paladar, mal sabor de boca, cambios en el olor del aliento

El síndrome de boca ardiente es una condición compleja, desconcertante en el que se produce un dolor ardiente en la lengua, los labios o en toda la boca sin signos visibles de irritación.

Este trastorno se ha asociado con varias condiciones, incluyendo la menopausia. Generalmente ocurre después de 60 años, pero también puede ocurrir en personas más jóvenes. Si tiene dolor ardiente persistente en la lengua, labios, encías u otras áreas de la boca, consulte con el médico.

-        Sensación de descarga eléctrica bajo de la piel y en la cabeza

Es un peculiar sensación "eléctrica" o como de una goma elástica pegando en la capa de tejido entre la piel y el músculo que puede estar relacionado con el efecto de la fluctuación de los niveles de estrógeno en el tejido nervioso. También puede ser precursor de un sofoco. Si el problema se vuelve intenso, acuda al médico.

-        Problemas digestivos, dolores gastrointestinales, indigestión, flatulencia, náuseas

Una cierta cantidad de flatulencia es perfectamente natural, pero las personas que cambian a una dieta saludable a veces se preocupan innecesariamente de que están produciendo una cantidad excesiva. Así que si come porciones de granos enteros, frutas y verduras, lo que significa una dieta saludable, lo más probable es que su sistema digestivo esté produciendo una buena cantidad de gas. Si tiene gases y dolor estomacal o abdominal durante más de tres días o si el dolor es más fuerte que antes, debe consultar al médico de inmediato.

-        Problemas de las encías, aumento de las hemorragias

El problema más común de las encías es el sangrado y es un signo de inflamación de las encías, o lo que los dentistas llaman gingivitis. Pero la gingivitis presagia problemas más serios.

El sangrado y el dolor de encías son como todos los problemas de salud: Si se atacan a tiempo,  son fáciles de revertir. La gingivitis es totalmente reversible en las primeras etapas. Consiste simplemente en utilizar hilo dental y un cepillo de dientes. Pero asegúrese de usar el cepillo de dientes de la manera correcta. Tiene que preocuparse si usa dentadura postiza y le salen úlceras o si hay inflamación, hintchazón, dolor o sangrado de las encías. Siga el consejo del médico en estos casos.

-        Aumento de tensión muscular

Es el aumento de molestias y dolores musculares en todo el cuerpo asociado con el dolor y la rigidez muscular. Las mujeres cuya salud y resistencia en general son buenas, tienden a tener menos tensión premenstrual que las mujeres que llevan una dieta inadecuada y no hacen ejercicio.

Para tratar de minimizar los síntomas haga ejercicio. El ejercicio ayuda a aumentar las endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo, por lo que puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y reducir significativamente muchos de los síntomas físicos y psicológicos del síndrome premenstrual. La próxima vez que sienta tensión muscular o ansiedad, eche una carrerita.

-        Picor en la piel

Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, la producción de colágeno por lo general disminuye también. El colágeno es responsable de mantener la piel tonificada, fresca y con capacidad de recuperación. Así que cuando el colágeno empieza a reducirse, se reconoce en la piel. Se hace más delgada, más seca, escamosa y menos juvenil.

Este es otro de los síntomas de la menopausia que hace que las mujeres se sientan envejecer antes de tiempo, y en este caso está claro el por qué. Lo peor de este síntoma es que a menudo se manifiesta muy pronto en la menopausia. La pérdida de colágeno es más rápida al principio de la menopausia. Es posible que la menopausia prematura también produzca un descenso más rápido de los niveles de colágeno.

-        Hormigueo en las extremidades

Puede sentirse como si un montón de bichos estuvieran caminando por encima, una sensación de ardor, como una picadura de insecto o simplemente sentir mucha sensibilidad en las extremidades. En la mayoría de los casos la sensación de hormigueo es inofensiva. Por lo general se produce después de pellizcar un nervio o de presionar sobre una arteria y reducir el flujo sanguíneo en el brazo o la pierna haciendo que se "duerma". Cuando se cambia la posición del cuerpo y se alivia la compresión, el hormigueo desaparece rápidamente. Sin embargo, el hormigueo también puede ser un síntoma de varios problemas, como la ansiedad, una hernia de disco, mala circulación sanguínea, diabetes, enfermedades del corazón, derrame cerebral, artritis, esclerosis múltiple, síndrome del túnel carpiano o de un tumor. Cualquier hormigueo inexplicable que afecte a un lado completo del cuerpo o se acompañe de debilidad muscular, debe ser atendido urgentemente.

-        La osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad degenerativa de los huesos en la que se produce un adelgazamiento y debilitamiento de los huesos y una disminución general de la masa y la densidad ósea. Esto significa que las personas son mucho más susceptibles a roturas y fracturas.

La menopausia afecta a los huesos. Normalmente los huesos pasan por un proceso en el cual se sustituye el hueso viejo por células óseas nuevas. Cuando se es joven, el cuerpo produce más hueso nuevo que el hueso viejo que desaparece. La habilidad del cuerpo para manejar este proceso de cambios de la edad, de modo que aproximadamente a los 35 años hay menos formación que extracción de hueso. Durante la menopausia los niveles de estrógeno disminuyen. El estrógeno está implicado en el proceso de absorción de calcio de los huesos. Todas las mujeres experimentan una aceleración en la reducción de la densidad ósea a medida que los niveles de estrógeno disminuyen.

Feminil Fórmula Natural - Aumenta tu apetito sexual

Formulario de búsqueda